Aquellos que prefieren estar solos tienen estos rasgos de personalidad

No todos pueden ser extrovertidos. Algunos de nosotros preferimos estar solos, y eso está bien también. Investigaciones muestra que hay muchas razones por las que estar solo (y que te guste) ¡no es tan malo! Quienes gustan de estar solos suelen tener estos rasgos de personalidad.

Cada individuo tiene una variedad de ideas, características, perspectivas y preferencias únicas para ellos. Si se encuentra teniendo dificultades para encontrar puntos en común con las personas extrovertidas (vida de fiesta, líderes natos, que siempre quieren los reflectores) podría ser porque no puede relacionarse con ellos.

No todas las personas disfrutan de tener la atención únicamente sobre ellas o se sienten más cómodas en un entorno grupal. Algunos prefieren tener conversaciones más íntimas o relaciones más profundas y no pueden encontrar eso con mucha gente. Si eres de los que evitan grandes multitudes o configuraciones grupales y te sientes más cómodo cuando estás solo con tus propios pensamientos, podrías ser un introvertido.

 El problema de ser un introvertido es que actualmente vivimos en una sociedad que promueve la apertura de su vida a los demás, sin importar cuán construida pueda ser a través de medios como las redes sociales. Los introvertidos a menudo son recibidos con estereotipos y otros los malinterpretan, lo que les dificulta ver su naturaleza como algo positivo.

A veces nos hacen sentir que estar solos es extraño o incorrecto. La sociedad proyecta la idea de que la persona “promedio” o “normal” debería querer socializar, estar cerca de las personas y hacer tantos amigos como sea posible. Esta es una percepción común reforzada por la sociedad.

Para aquellos que disfrutan estar solos, tal vez incluso más que estar cerca de las personas, su falta de deseo de socializar o construir relaciones múltiples puede volverse confuso no solo para ellos sino también para las personas que los rodean.

Aquellos que prefieren estar solos tienen estos rasgos de personalidad

Sin embargo, estamos aquí para darle a los introvertidos algunas buenas noticias. ¡No eres el único y no es raro! Aunque la socialización puede ser importante, y las relaciones pueden ser saludables y beneficiosas, en realidad hay muchos beneficios y rasgos de personalidad que las personas que disfrutan estar solas también ganan al tomar ese tiempo adicional para ellos mismos. En caso de que no nos creas, aquí hay 21 razones por las que querer estar solo en realidad puede ser bueno para ti:

1. Mayor fortaleza emocional:

Las personas que les gusta estar solos pueden aceptar, comprender e identificar mejor sus emociones porque pasan más tiempo observando y evaluando sus propios pensamientos y sentimientos. Debido a que se han tomado este tiempo extra para comprender sus emociones, tienen una mejor idea de cómo manejarlas.

Tener esta capacidad para comprender mejor, manejar y canalizar sus emociones de una manera positiva no solo es empoderante, sino también una sensación de fortaleza sobre la que muchos no se toman el tiempo de crear y construir.

2. Naturalmente empático:

Estudios sugieren que las personas que prefieren estar solas están más en contacto con los pensamientos, sentimientos y emociones de los demás a su alrededor, lo que los hace más empáticos. Esta conciencia de las emociones de los demás, así como las propias, les permite no solo empatizar sino mostrar más compasión por quienes les rodean.

Las personas empáticas pueden identificar, reconocer y experimentar los sentimientos de los demás, lo que puede aumentar su sensibilidad hacia otros seres humanos y les permite preocuparse por las personas en más que un nivel superficial.

3. Tienen una mente abierta:

Aunque algunas personas supondrían que los introvertidos son más proclives a la intimidad porque no están tan afectados o expuestos a las opiniones de los demás, muchas personas que prefieren la soledad están realmente abiertas a nuevas experiencias y perspectivas diferentes.

Las personas que disfrutan de pasar tiempo a solas no tienen automáticamente una mente cerrada a las formas del mundo que les rodea; simplemente eligen reunir una mejor comprensión del mundo de diferentes maneras que se adapten a su personalidad.

4. No necesitan la aceptación de compañeros:

Teniendo en cuenta que la sociedad moderna está tan influenciada por Internet y las redes sociales, sentir que hemos ganado el respeto de nuestros pares puede convertirse en una necesidad abrumadora, haremos casi cualquier cosa para satisfacerlo. La popularidad y la aceptación se han convertido en uno de los conceptos más urgentes que asociamos con el éxito, y esta puede ser una medida nociva de éxito para vivir (especialmente para nuestra salud mental).

Sin embargo, aquellos que prefieren estar solos sienten esta necesidad menos que aquellos que obtienen satisfacción de la atención y la socialización porque se han tomado el tiempo para conocer y comprender su propio sentido de sí mismos. Debido a que tienen una mejor comprensión de quiénes son, son más capaces de separar su autoestima de las opiniones de los demás.

5. Pueden admitir sus defectos:

Las personas que prefieren estar solas son más propensas a sentirse cómodas admitiendo sus defectos y son más afines y están de acuerdo con el hecho de que son seres imperfectos. Esto se remonta a la sensación de sí mismos que obtienen al sentirse cómodos consigo mismos y con estar solos. Poder reconocer nuestros defectos y fallas es un paso importante hacia un crecimiento personal positivo.

6. Valoran su tiempo:

Hemos llegado a este en el punto anterior, pero la razón por la que las personas que disfrutan de estar solas son más selectivas con la compañía que eligen es porque valoran su tiempo. Las personas que prefieren pasar tiempo solas comprenden el verdadero valor del tiempo, un activo en nuestras vidas que muchos pasan por alto o eclipsan cuando están entre otros. No solo valoran su propio tiempo, sino que generalmente tienen más respeto por el valor y el tiempo de los demás.

7. Son independientes:

Han establecido una línea más definida para comunicarse con los demás en busca de ayuda y cuándo depender de ellos mismos. Esta línea distingue entre conectarse con los demás y la dependencia real. Al aprender a enfrentar el mundo por su cuenta, las personas que disfrutan de su propia empresa no necesitan a las personas tanto como eligen tenerlos cerca.

8. Colocan importancia en el amor propio:

Las personas que prefieren estar en compañía de los demás tienen más probabilidades de olvidarse de reflexionar y valorarse a sí mismas. Para encontrar la verdadera felicidad y formar relaciones felices y saludables, necesitamos tener una comprensión clara y apreciación de nosotros mismos. Los introvertidos se toman el tiempo para encontrar las razones por las cuales se aman y se aprecian a sí mismos para que ellos también sepan por qué otros deberían hacerlo.

9. Buscan relaciones románticas significativas:

Aquellos que prefieren estar solos valoran más la importancia de encontrar a la persona adecuada porque no tienen miedo de ser solteros. No pierden el tiempo saliendo por el bien de la compañía; si están saliendo es porque ven potencial en ti. También tienen una idea clara de lo que están buscando en un compañero y se mantendrán hasta que encuentren a esa persona que se ajuste a sus criterios.

10. Están conscientes de sus fortalezas y debilidades:

Las personas que tienen una mejor comprensión de sí mismas son menos propensas a ignorar sus debilidades y es menos probable que sientan la necesidad de compensarlas al exagerar sus fortalezas. Ser honesto contigo mismo sobre cuáles son tus fortalezas y debilidades es crucial para tu desarrollo personal.

La entrada Aquellos que prefieren estar solos tienen estos rasgos de personalidad se publicó primero en SALUDYHOGAR.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”

Return back to consejos

Return back to Home

×
Regalanos un like y vive en salud
¡Lo apreciamos!
No Thanks
×
¿Te gustó?
Compartelo en Facebook
No Thanks