¿Qué pasa si surge un problema en mitad de una reforma integral?

 

Hacer una reforma integral en una vivienda no es una tarea sencilla. Ni para el cliente ni para la empresa de reformas encargada de realizar el proyecto. Cuando hablamos de una reforma integral nos referimos a echar la casa abajo y renovar todo al 100%, incluso cambiando la distribución de los espacios… ¡no pueden haber errores! Por ello hemos preparado este post para darte unos consejos antes de iniciar cualquier reforma integral.

Consejos para una reforma integral

Antes de comenzar una obra se establece un plan de trabajo por parte de la empresa de reformas para que todo vaya de forma ordenada. Generalmente estas empresas se encargan de realizar la coordinación de gremios y son ellas las que van llamando a los gremios correspondientes para que entren en la obra en el momento exacto.

manchas-acne-y-mas-en-solo-3-dias.html">como en muchos otros trabajos, “el papel lo aguanta todo”. Es decir, que es muy fácil hacer una planificación, pero luego siempre surgen problemas. Y en las reformas integrales de viviendas siempre aparece alguno. Hay que tener en cuenta que los albañiles comienzan a derribar tabiques, retirar instalaciones eléctricas, sacar tuberías, romper falsos techos…Y esas cosas que antes no se veían ahora quedan totalmente al descubierto.

Son cosas que pasan. Y es algo totalmente normal, ya que muchas casas van haciendo poco a poco reformas pequeñas y con el paso de los años éstas van sumándose a lo que antes había. Por ejemplo, los suelos laminados que se colocan ahora se posan sobre el suelo antiguo. Dentro de 20 años, ¿quién sabe lo que hay debajo?

Entonces, ¿qué pasa si en mitad de la obra surge un problema de cierta gravedad? Muchas empresas de reformas dedican una parte del presupuesto a imprevistos, sin que el cliente tenga que abonar nuevas cantidades de dinero.

En otros casos, a medida que surgen problemas la empresa informa debidamente al propietario y le facilita un presupuesto de los trabajos a realizar. De esta manera, el cliente decide si ese problema se soluciona o se sigue con la obra.

Hay casos en los que no hay más remedio que hacer el arreglo, especialmente si hablamos de problemas estructurales o de las instalaciones de fontanería. No tiene mucho sentido gastarse miles de euros en una reforma integral de una casa y no pagar una pequeña cantidad que no entraba dentro del presupuesto.

Por ello, te recomendamos que antes de nada, hables con empresas de reformas como www.reformasrober.com y lo dejes todo bien claro desde el principio para que después no haya malentendidos. Bastante stress supone una reforma integral como para preocuparse por pequeños detalles que sí tienen solución.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”
MOSTRAR FUENTE

Return back to Hogar

Return back to Home

×
Regalanos un like y vive en salud
¡Lo apreciamos!
No Thanks
×
¿Te gustó?
Compartelo en Facebook
No Thanks