Anticoncepción Masculina: Métodos




Close
Close

Métodos de Anticoncepción Masculina: Cuando se trata de sexo y relaciones de pareja, hay un punto que inconfundiblemente se toca, y son los embarazos no deseados. En algunas ocasiones, este tema es dejado a la mujer, pero hoy en día, cada vez con más fuerza él hombre también tiene que aportar en el asunto.

 

Opciones de Anticoncepción Masculina

 

La anticoncepción masculina podría crear opciones reales para la mitad de la población mundial que en la actualidad tiene que depender de los condones, la vasectomía, el coito interrumpido, la abstinencia, o una mujer de confianza.

 

Imagínate si todas las personas, independientemente de su sexo, pudieran disfrutar de la intimidad sexual y el placer sin la preocupación de un embarazo inesperado, imagínate que pueda optar por completo cuando convertirse en un padre, y con quién.

 

La fisiología reproductiva masculina ofrece tres objetivos generales para la anticoncepción. Un anticonceptivo potencial puede apuntar a la producción de esperma en sí, o la maduración y la función de los espermatozoides, o el transporte de estos completamente desarrollados fuera del cuerpo masculino.

 

Dentro de cada uno de estos tres objetivos generales se encuentra un conjunto de objetivos y mecanismos de anticoncepción masculina para prevenir los embarazos no deseados más específicos. Algunos enfoques posibles son las hormonas, algunos son medicamentos y otros son mecánicos. Cada uno es de muy diferentes etapas de investigación y desarrollo.

 

Mecanismos de Anticoncepción Masculina

 

  • La testosterona: los andrógenos sintéticos tales como MENT, combinaciones de testosterona y progestina. Los antagonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (tales como la Acilina)
  • BET JQ1 inhibidor de la proteína: inhibidores de la síntesis de ácido retinoico, lonidamina derivados-Adjudin y Gamendazole.
  • CatSpers: barreras de polímero, mecánicas, píldoras.

La producción de espermatozoides comienza en la pubertad y continúa hasta la edad adulta, mantenida por los altos niveles de testosterona en los testículos. Todo el proceso dura entre 74 y 120 días, y los testículos producen 200 a 300 millones de espermatozoides cada día.

 

Eso es alrededor de 1.000 espermas por cada latido del corazón. (Piensa en esto en contraste con el ciclo de la ovulación mensual de las mujeres y la relativa facilidad de apuntar a un solo huevo emitido por una mujer cada.)

 

Teniendo en cuenta que la testosterona es tan clave para la reproducción masculina, una primera opción obvia de la anticoncepción masculina reversible es la testosterona en sí.  La mayoría de los métodos hormonales buscan crear un bucle de retroalimentación negativa que mediante el aumento de la testosterona en otra parte disminuya la testosterona en los testículos.

 

El objetivo es reducirla dentro de los testículos. Los posibles modos de administración incluyen inyecciones, microesferas biodegradables, y los implantes, que, cuando se colocan justo debajo de la piel, trabajarán durante 4-6 meses. La testosterona es eficaz e reversible, pero hasta la fecha minimizar los efectos secundarios negativos ha sido un reto.

 

Andrógenos sintéticos: otra alternativa de anticoncepción para hombres. Los andrógenos son la clase general de las hormonas a los que pertenece la testosterona.

Oye! Dale "MeGusta"