Cómo preparar una pomada para hemorroides




Close
Close

Cómo preparar una pomada para hemorroides

 

Una pomada para hemorroides puede ser la diferencia entre un infierno y un padecimiento con posibilidad de curarse, calmar el dolor, ardor y eliminar las hemorroides externas es posible con el uso de pomadas caseras.

  1. Pomada para hemorroides con miel: Calentar una cucharada de vaselina, al baño maría, hasta que se derrita. Retirarla del fuego y lentamente agregarle una cucharada de miel, una clara de huevo y dos cucharadas de harina de cebada. Se debe mezclar muy bien hasta formar una pasta homogénea y consistente, se debe guardar nuestra pomada casera en  un frasco de vidrio en la nevera y se aplica en el área afectada en el momento en que se sientan molestias.
  2. Pomada con sábila: tomar cuatro o cinco cucharadas de cristales de sábila fresca y licuarla con tres cucharadas de agua, es muy poca cantidad, pero al ser elaborada con sábila, cuyo agente activo el aloe vera es una de las plantas medicinales más empleadas para todo tipo de males, la hacen una excelente opción para calmar y aliviar las hemorroides. Se debe mezclar luego con un frasco de vaselina, hasta que la solución quede verdosa, aplicar todos los días después de bañarte y de entrar al baño.

Estas dos opciones presentan una cura fácil, económica y sencilla de aplicar, además haciendo nuestra propia pomada para hemorroides tenemos control sobre lo que estamos poniendo en nuestro cuerpo y más aún cuando se trata de una zona tan delicada como el ano.

Oye! Dale "MeGusta"