Dieta para el colon inflamado




Close
Close

Dieta para el colon inflamado

 

Una dieta para el colon inflamado debe contener alimentos, ricos y proteínas y bajos en grasas, debe tener también alimentos poco irritables y debe contener alimentos de todos los grupos, para no descompensar el organismo eliminando algún grupo alimenticio ya que todos aportan condiciones y nutrientes necesarios para las actividades diarias.

 

Ejemplo de dieta para el colon inflamado:

Con esta dieta base, se puede entender la manera en la que se deben equilibrar los alimentos para evitar la inflamación del colon o desinflamar el mismo.

Desayuno:

Leche de almendra o de soya.

Huevos cocidos sin aceite

Pan integral y margarina vegetal.

 

Almuerzo y cena:

Caldos y sopas preparadas con leche de soya y desgrasadas o con sustancia vegetal.

Pasta con margarina y queso, papas cocinadas o una porción de arroz.

Carnes sin grasas, preferiblemente pollo o pescado, pero algunas carnes rojas como el jamón sin grasa, la ternera, el cerdo y el cordero. Éstas deben ser preparadas asadas, no fritas.

Huevos cocinados.

Ensaladas y verduras, evitando el consumo de repollo, brócoli, pimentón, cebolla, tomate, berenjena ya que son productoras de gases e irritan el intestino.

Frutas cómo la manzana, pera y banano son altamente beneficiosas para evitar la inflamación y desinflamar el intestino si ya se encuentra afectado.

Pan integral.

Complementos:

Se puede consumir una o dos cucharadas de aceites vegetales (oliva o girasol)

Acompañar las comidas con agua o jugos naturales endulzados con miel. Evitar las bebidas gaseosas y el café.

La sal se debe suspender si se presentan casos de hipertensión, de lo contrario la puede usar sin pimienta para sazonas las comidas.

 

Siguiendo esta dieta para el colon inflamado, se notarán cambios en la manera en que se comporta y se comenzarán a disfrutar más los alimentos sin el temor a maltratar el colon.

 

Dieta para limpiar el colon a base de frutas y cereales

 dieta para limpiar el colon

El colon es un trozo de intestino que acumula gases y desechos que el cuerpo no necesita y debe eliminar, a pesar de su pesada labor su piel es muy delicada y tiende a inflamarse y ocasionar grandes molestias y dolores. Para evitar estas molestias es necesario practicar alguna dieta para limpiar el colon.

Esta dieta para limpiar el colon a base de frutas y algunos cereales, es muy sencilla de seguir, es complementaria a los alimentos cotidianos siempre y  cuando estén dentro de los alimentos que se deben consumir para que el colon no sufra irritaciones, inflamaciones y posibles ulceraciones a causa de alimentos inflamatorios o irritantes.

Se debe comenzar por incluir en la alimentación diaria como mínimo cinco porciones de frutas, especialmente las que son ricas en fibras insolubles naturales, entre las que se encuentran las manzanas, las peras, los bananos y duraznos. La función de estas frutas es dejar la fibra insoluble para el cuerpo la absorba y comience  a reparar y recubrir las paredes del colon, creando así nuevas capas de protección a esta delicada piel.

Los cereales, se deben incluir dentro de la dieta para limpiar el colon, ya que su finalidad es la de propiciar la restauración de los tejidos internos del colon con el uso de la fibra que poseen, estos granos y cereales incluyen el arroz y la avena, los cuales se pueden consumir en cantidades moderadas preparados. Los garbanzos y fríjoles cocidos en ensaladas aportan fibra libre de grasas para reconstituir las deterioradas paredes del intestino.

 

Consejos saludables para llevar dietas para el colon

 dietas para el colon

Los mayores problemas con las dietas para el colon, son que en la mayoría de los casos se hacen de manera incorrecta o se trata de mitigar algunos malestares tomando o incluyendo alimentos que no son beneficiosos  y eliminando otros que consideramos irritantes o dañinos para nuestro organismo.

Aquí algunos consejos para construir dietas para el colon que provean al organismo con las condiciones óptimas y brinde los nutrientes necesarios para evitar su irritación y las molestias que esta conlleva.

 

  • Moderar o disminuir el consumo de fibras integrales o insolubles ya que estas no son beneficiosas para el tránsito intestinal
  • Consumir fibra soluble, la cual vienen en cápsulas, gomas o líquida, con lo cual se recubrirá el intestino y se mejorará notablemente la digestión, haciendo menos daños en el colon.
  • No consumir muchos alimentos grasosos, disminuir el consumo de espinacas y cítricos ya que son muy ácidos e irritan el colon muy fácilmente.
  • Disminuir la fructosa de nuestra dieta cotidiana, este azúcar natural está muy presente en algunas frutas muy dulces, se deben reemplazar por frutas con un contenido de fructosa más bajo, cómo la manzana, y se deben evitar los néctares preparados y envasados.
  • Eliminar definitivamente el consumo de café, bebidas gaseosas, el té y las especias picantes como el ají, jengibre y la pimienta.
  • Hacer que dentro de nuestras dietas para el colon se incluya de manera permanente y obligatoria el consumo de por lo menos dos litros de agua al día, con lo que se eliminan toxinas
  • Y sobre todo, bajar los niveles de estrés, este es un potenciador de males en el colon, por lo que evitarlo es un ingrediente infaltable en las dietas para el colon.
Oye! Dale "MeGusta"