*


El truco más rápido para limpiar estufas y vitrocerámicas y dejarlas como nuevas

Las estufas y vitrocerámicas son elementos imprescindibles en nuestras cocinas. Sin embargo, con el uso regular, pueden acumular grasa y manchas difíciles de limpiar. En este artículo, te compartiremos un truco rápido y efectivo para dejar tu estufa y vitrocerámica como nuevas.

Pasos a seguir:

  1. Reúne los materiales necesarios: Para llevar a cabo esta limpieza, necesitarás agua caliente, vinagre blanco, bicarbonato de sodio, un paño suave y una esponja no abrasiva.
  2. Mezcla el agua caliente y el vinagre blanco: Llena una cubeta o recipiente con agua caliente y añade una cantidad generosa de vinagre blanco.
  3. Esparce bicarbonato de sodio en la superficie: Espolvorea bicarbonato de sodio sobre la estufa o vitrocerámica, asegurándote de cubrir todas las áreas con manchas o grasa.
  4. Humedece el paño suave en la mezcla de agua y vinagre: Empapa el paño suave en la cubeta con agua caliente y vinagre, asegurándote de que esté bien empapado.
  5. Frota suavemente la superficie: Con el paño húmedo, frota suavemente la superficie de la estufa o vitrocerámica, haciendo hincapié en las áreas más sucias.
  6. Utiliza la esponja no abrasiva: Para las manchas más difíciles, utiliza la esponja no abrasiva y continúa frotando con movimientos suaves.
  7. Aclara con agua caliente: Una vez que hayas eliminado la suciedad y las manchas, enjuaga la superficie con agua caliente para eliminar cualquier residuo de limpieza.
  8. Seca con un paño limpio: Finalmente, seca la estufa o vitrocerámica con un paño limpio para evitar marcas o manchas.

MIRA EL VIDEO A CONTINUACION