Ella solo posa sentada para la foto, pero observa cuando se para, lo que esconde debajo de su pantalón negro

Aunque ha ido costando mucho trabajo, los estándares de belleza hoy en día han ido cambiando y las personas aceptan algo que anteriormente no se aceptaba.

Gracias a internet, existen muchas blogger o famosas que se han aceptado tal cual son y esto motiva a muchas mujeres que se sientan seguras de sí mismas. Anteriormente la mujer perfecta debía tener las medidas de 90-60-90, pero ahora existen modelos de medidas que pasan esas y son muy seguras.

¿Por qué mencionamos todo esto? Por que les contaremos la historia de una chica que está llamando la atención en las redes sociales y se llama Raylynn.

Wayback Machine

Cada uno de los 600.000 seguidores que esta chica tiene en su cuenta de Instagram la desea, la admiran o la respetan por mostrarse tal como es. Ya que en sus fotos no hay ningún tipo de retoque de Photoshop y mucho menos están alteradas para que se vea así. Aunque algunos les cuesta creer que tenga el torso tan pequeño y las caderas tan grandes.

Raylynn es una mujer estadounidense que está arrasando en Instagram y otras redes sociales gracias a su deformidad. Su cuerpo no es como el del resto. De cintura para arriba parece una joven atlética, pero de ombligo para abajo su anatomía tiene unas proporciones desmedidas. Por eso no es de extrañar que muchos la tilden en la red como la nueva competencia de Kim Kardashian.

5 Razones Por Las Que Debes Tomar Siempre Agua De Coco, Evitar El Envejecimiento Es Una De Ellas…

Sufre Linfedema, una inflamación en su trasero y piernas ocasionada por la obstrucción del sistema linfático. Esto le hace retener líquidos en la zona y sus muslos alcanzan los 177 cm de grosor. A pesar de ello, Raylynn se define a sí misma como una firme defensora de la positividad del cuerpo y le saca el máximo partido a sus curvas.

Previous capture

Raylynn también tiene una página web donde vende sus fotos más íntimas por 11,99 dólares al mes a los suscriptores. Son imágenes diferentes a las que enseña en Instagram o Facebook, pero no son pornográficas. “No soy ni seré una estrella del porno. Tengo una hija y no quiero que vea la vagina de su madre en internet”, aclara en uno de sus vídeos.

Para aquellos que deseen seguir a esta chida, pueden hacerlo a travez de su página https://www.instagram.com/love.randalin/, donde verás todas las publicaciones que ha hecho. Tiene más de 600 mil seguidores.

¡Comparte esta publicación en tus redes sociales!

¡Compártelo En Facebook!