Frote en cualquier cicatriz o arruga y desaparece en cuestión de minutos

Las cicatrices son, normalmente, unas marcas en la piel derivadas de una herida. Suelen ser antiestéticas, por lo que quienes las tienen buscan remedios para cicatrices que puedan aminorarlas. Por suerte, ante estas marcas que parecen permanecer en la piel ya existen soluciones que puedes aplicarte en casa. De forma periódica notarás cómo van disminuyendo, sobre todo aquellas que no están muy señaladas.

Tener una cicatriz suele ser más común de lo que crees. Muchas veces, los resultados del acné, una quemadura o un corte accidental son las causas de que nos aparezca una de estas marcas en nuestra epidermis. Cuando estas no son tan evidentes es más sencillo atenuarlas, si sigues los consejos caseros que a continuación te proponemos.

Para el tratamiento ante pequeñas cicatrices que te pueden incomodar estéticamente, existen una serie de remedios que puedes poner en práctica mediante ingredientes naturales, que conseguirás fácilmente en cualquier tienda, farmacia o supermercado.

Cada tipo de cicatriz requiere un método específico. Este lo puedes llevar a cabo sin moverte de casa. Verás cómo gradualmente la marca en tu piel va acentuándose, hasta el punto de no notarse que la tienes.

La cicatrización del acné

El acné es el problema al que se tienen que enfrentar diariamente muchos jóvenes, pero no todos tienen la suerte de olvidarlo una vez que dejan atrás esta etapa de sus vidas. Las marcas que deja este pueden permanecer en nuestra piel años después de su aparición.

Leche De Ajo: Remedio Efectivo Para Calmar La Ciática

Por suerte, estas manchas de acné, que tanto tardan en quitarse pueden atenuarse:

Moja la cicatriz con un algodón humedecido en zumo de limón, durante varios minutos. Es aconsejable realizar esto en la noche, para evitar exponer la zona tratada al sol, ya que el limón combinado con los rayos solares te puede producir manchas en la epidermis.

El aceite de oliva virgen extra te ayudará a ir borrando de manera prolongada esa cicatriz molesta. Úntalo de noche, mediante un suave masaje, y aclara por la mañana. Un masaje con aceite de lavanda antes de dormir, usando tres gotas del mismo junto a un poco de aloe vera, es otra solución que tienes que probar.

En definitiva, aunque no veas desaparecer las cicatrices por completo, comprobarás cómo estas se atenúan notablemente. Y recuerda que cuando la cicatriz es más severa, puedes recurrir a un tratamiento más especializado, como la radiofrecuencia facial, que consigue disminuir notablemente las marcas dérmicas.

¡Compártelo En Facebook!