Orgasmos Múltiples: Conseguir el Máximo Placer




Close
Close

Los orgasmos múltiples son poco comunes, se presentan más en las mujeres que en los hombres pues su periodo refractario es mayor o, en otras palabras, se demoran más en volver a sentir excitación tras el primer orgasmo. Los orgasmos múltiples  son muy apetecidos porque suelen ser muy intensos y alimentan el ego de los hombres cuando ven que pueden volver loca a su pareja.

 

Como Llegan las Mujeres a los Orgasmos Múltiples

 

Cabe aclarar que todas las mujeres son diferentes y por tanto las siguientes recomendaciones para alcanzar orgasmos múltiples pueden fallar en algunas, sobre todo si hay problemas físicos o psicológicos que les impiden disfrutar al máximo del encuentro sexual:

  1. Los juegos y el sexo oral antes de la penetración incrementan la excitación y la probabilidad de sentir más de un orgasmo.

 

  1. Un truco muy comentado es que tras el primer orgasmo, él se quede adentro y se mueva de manera lenta y profunda para estimular aún más el punto G.

 

  1. La respuesta sexual a veces aumenta por la tensión del cuerpo (piernas, brazos, abdomen, pies y músculos de la vagina) o las variaciones en la respiración.

 

  1. Cambiar de estímulo y de posición. Muchas veces las parejas se concentran en exceso en la penetración y olvidan zonas erógenas como el clítoris, los pezones, el cuello, etc. En otras ocasiones no prueban varias posiciones para descubrir cual los estimula más.

 

  1. Lo más importante es disfrutar el momento, dejar de buscar de forma desesperada uno o más orgasmos y dejarse llevar.

 

Orgasmos Múltiples en Hombres

 

La posibilidad que un hombre experimente varios orgasmos en una sola relación sexual aumenta si tiene un orgasmo seco y quienes logran abstenerse de eyacular dicen que la sensación de placer aumenta. Algunas técnicas para que un hombre tenga orgasmos múltiples son:

 

  1. Orinar antes de masturbarse, aplicarse un lubricante e intentar prolongar ese acto por lo menos durante 20 minutos, parando si es necesario cada vez que se sienta la cercanía del orgasmo. El hombre debe tomar consciencia de su prisa antes de llegar al clímax y disfrutar de lo que le sucede a su cuerpo: a su respiración, músculos, ritmo cardiaco, etc.

 

  1. Fortalecer los músculos desde el hueso púbico hasta el coxis mediante una serie de 25 contracciones diarias, similares a las que se realizan cuando se retiene la orina. Una vez se acostumbren los músculos, se podrá hacer lo mismo durante el acto sexual para impedir la eyaculación.

 

  1. Lograr calmarse justo antes de llegar al orgasmo es difícil, pero se puede lograr al respirar profundo hasta que el ritmo cardíaco disminuya. Muchas personas no saben respirar profundo, creen que con tomar mucho aire y  elevar el pecho es suficiente cuando en realidad esa técnica solo permite llenar un tercio de la capacidad pulmonar. Lo ideal es inspirar por la nariz hasta que sobresalga el vientre y al expirar contraer el abdomen.

 

  1. Presionar debajo del glande, alrededor de la base o sobre el perineo también ayuda a interrumpir el proceso de eyaculación.

 

Oye! Dale "MeGusta"