Parafilias Sexuales: Cuando el Sexo Se Vuelve Extraño




Close
Close

Las parafilias sexuales son comportamientos en las que la excitación y el deseo están vinculados de forma exclusiva a un objeto, situación o actividad poco común. Si bien suelen resultar enfermizas para la mayoría, las parafilias sexuales no pueden ser juzgadas como conductas delictivas, pues no todas hacen daño a otros individuos.

 

Es verdad que la pedofilia debe ser castigada porque involucra niños, que carecen de madurez a la hora de tomar cualquier decisión, pero también es cierto que el fetichismo por los zapatos es una conducta inofensiva, que la propia persona debe tomar la decisión de cambiar si está afectando su vida sexual.

 

En este artículo te mencionaremos algunas parafilias sexuales que seguro ya conoces y otras que probablemente ignoras. Tú mismo podrás discernir cuáles perjudican a la sociedad y cuales perturban solo al individuo.

 

Las Parafilias Sexuales Más Conocidas

 

  1. Voyeurismo: Todos nos excitamos al ver ciertas personas desnudas, la diferencia con los voyeristas es que ellos solo obtienen placer mediante dicha práctica y el riesgo que implica ser descubierto por mirar a escondidas.
  2. Exhibicionismo: Los exhibicionistas pueden catalogarse en varios grupos, los primeros disfrutan cuando otros se asustan al enseñar de repente sus genitales, es frecuente que se presente más en hombres y se dice que su origen está en la inseguridad que les produce creer que su pene es pequeño. El segundo implica las relaciones sexuales en sitios públicos y la divulgación de imágenes de desnudos propias o de la pareja para sentir placer sexual.
  3. Sadomasoquismo: Requiere que un miembro de la relación disfrute al causarle dolor a su pareja, quien a su vez debe sentir placer al sentirse sometida.
  4. Necrofilia o Zoofilia: Se decantan por las relaciones sexuales con cadáveres o con los animales, respectivamente.
  5. Parcialismo: Hay mayor interés por una parte del cuerpo en específico que por los genitales como los pies, las manos o el cabello al punto que las caricias y los besos se enfocan solo en ellos y se pueden experimentar orgasmos sin ir más allá.
  6. Urofilia y coprofilia: Se encienden al tomar, comer o bañarse en orina y excrementos, respectivamente.

 

Las Parafilias Sexuales Más Extrañas

Clismafilia: Personas que introducen líquidos en su ano, lo cual puede ser peligroso para su salud.

Morfofilia: Sienten atracción solo por quienes poseen una características física concreta como ojos azules, sobrepeso, tatuajes, cabello canoso, etc.

 

Psicrofilia: Sus orgasmos dependen del frío, por eso quieren ver  que sus parejas pasen frío o que el ambiente se caracterice por una baja temperatura.

 

Agalmatofilia: Experimentan atracción hacia estatuas, maniquíes o muñecos.

 

Autonepiofilia: Quien tiene esta parafilia disfruta al volver a su infancia o a sus primeros años de vida, por eso se viste y actúa como un bebé y siente excitación cuando alguien lo cuida como lo hicieron sus padres. Estas personas incluso llegan a usar pañales y a pagar para que ser tratados como tal.

 

Anofelorastia: Excitación que produce mancillar objetos sagrados, no necesariamente tienen un pacto con el diablo aquellos que la padecen, pero se puede llegar a pensar que sí al verlos profanar objetos sagrados para ciertas religiones.

 

Oye! Dale "MeGusta"