Rutina Sexual Como Oportunidad de Mejoramiento




Close
Close

Para nadie es un secreto que las rupturas de pareja se suelen presentar por problemas irreconciliables, los cuales surgen de infidelidades, malos entendidos, diferencias marcadas y sobre todo, falta de amor. Sin embargo existe otro motivo el cual podría estar desencadenando todo esto: la rutina sexual.

 

Cuando una pareja lleva muchos años conviviendo, no es de extrañar que sus encuentros sexuales se disminuyan considerablemente, especialmente por la pérdida de química.

 

La atracción que se tenía uno al otro va desapareciendo, en algunos casos por el inevitable cambio físico que viene con los años, en otros simplemente porque la chispa ya no es la misma y por lo tanto no hay nada emocionante. No obstante, muchas parejas intentan enmendar la situación, así sea cayendo en la monotonía de la rutina sexual.

 

Aunque sigue siendo un problema serio, se recomienda a hombres y mujeres no verlo de esa manera. Por el contrario, dicha rutina se puede convertir en una oportunidad para mejorar la relación, ya que una vez esta aparece significa que es tiempo de renovar compromisos y volver a lo que una vez fue el amor entre los implicados.

 

¿Cómo Vencer la Rutina Sexual?

 

Primero que todo, la sinceridad y franqueza debe jugar un papel importante. Muchas veces por miedo y/o vergüenza, tanto los hombres como las mujeres prefieren callar este tipo de situaciones, lo cual termina por perjudicar todo. En este tipo de casos, lo mejor es el diálogo respetuoso en donde el amor sea la prioridad, si es que aún florece en la marchita relación.

 

Una vez la pareja admite el problema y a su vez está dispuesta a luchar por mejorar, es tiempo de aplicar diferentes métodos que sin duda podrán generar cambios positivos.

 

Cuando los esposos sienten que la rutina sexual los consume, comienzan a ver el acto como si se tratara de un deber y no de una oportunidad para el disfrute mutuo. El sexo es placer, diversión y amor, por lo tanto no se puede definir como si de una obligación se tratara.

 

Una vez se tiene presente lo mencionado, se pasa a la siguiente fase, la cual suele ser fácil para unos  y complicada para otros. El hecho de experimentar dentro de la relación está lleno de tabús que al día de hoy todavía son mirados con desdén, no obstante se pueden lograr buenos resultados cuando el hombre y la mujer deciden abrir su mente a nuevas sensaciones.

 

Aquí es donde entra a colación los llamados juguetes sexuales, que van desde prendas, consoladores, golosinas, esposas las mismas películas porno, esencias, entre otros. Si bien es cierto el uso de estos elementos genera que algunas caras se sonrojen, eso no significa que esté mal utilizarlos y más en pleno siglo 21.

 

La Relación y la Rutina Sexual

Hay que tener en cuenta que este problema puede ser el inicio de una buena época para la pareja. Cuando se decide acabar con la rutina sexual es porque el amor es la gran prioridad y por ende el erotismo se convierte en una base con la cual cimentar de nuevo la relación. Los masajes, las caricias e incluso los simples besos llenos de sentimiento pueden ser pasos importantes para lograr acabar con la rutina. Solo inténtenlo y verán los resultados.

 

 

Oye! Dale "MeGusta"